MOCHO TM (Mocho a troche y moche)

Los primeros andares 
 
– ¿Cómo sabes tantas cosas? – Preguntó la insolente niña.
 
– ¿Recuerdas aquellos libros que tiró tu madre?
 
– Sí, aquellos volúmenes de la enciclopedia.
 
– ¡Vaya, has aprendido a decir "volúmenes"!
 
– ¿Qué?
 
– Nada, nada. Pues los vendí a una planta de reciclaje de papel. Lo que gané lo invertí en bolsa. Compré 300 acciones de una empresa dedicada al tratamiento de residuos y su posterior conversión en papillas para bebés. Esperé a que subieran y, cuando hicieron el más mínimo ademán de bajar, las vendí. Lo que gané lo gasté en pagarme el primer curso de una carrera. Los demás años los he ido costeando con becas del gobierno.
 
– És increíble, Mocho.
 
– Lo sé, una beca no se la dan a cualquiera y hay que decir que yo…
 
– … No, no. Me refiero a que es increíble que te admitieran en una universidad con las pintas que llevas. No llevarías la bata ¿verdad? Te pondrías algo decente para ir a ese sitio, supongo.
 
– [Molesto] Esto…¿Qué te parece si jugamos a un juego, Rosamunda? Yo me quedo aquí acabando este escrito y tú te vas a preguntarle a papá y a mamá el significado de la expresión "niña adoptada".
 
– ¡Vale!
 
-(Imbécil)
 
-¿Qué has dicho?
 
-¡Que te pires!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s